Connect with us

Coronavirus

Shi Zhengli, científica estrella china en el centro de la polémica

La científica estrella china en el centro de la polémica por el origen del coronavirus niega que el virus se fugara de su laboratorio.

La científica china en el centro de teorías según las cuales la pandemia de Covid-19 se originó con una fuga de su laboratorio en la ciudad de Wuhan ha negado que su institución fuera la culpable del desastre sanitario. “¿Cómo diablos voy a ofrecer pruebas de algo de lo que no hay pruebas?”, ha dicho la doctora Shi Zhengli al diario The New York Times en unas inusuales declaraciones a los medios de comunicación. “No sé cómo el mundo ha llegado a esto, vertiendo constantemente basura sobre una científica inocente”, ha afirmado al periódico estadounidense.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó el mes pasado a las agencias de inteligencia que investigaran el origen de la pandemia, incluida la teoría de la fuga en el laboratorio. La hipótesis de la fuga ya se había planteado anteriormente durante el primer brote mundial, incluso por el predecesor de Biden, Donald Trump, pero fue ampliamente descartada y considerada como una teoría de la conspiración.

Sin embargo, ha ganado cada vez más fuerza recientemente, alimentada por las informaciones que revelan que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan enfermaron en 2019 después de visitar una cueva de murciélagos en la provincia suroccidental china de Yunnan.

Shi es una experta en coronavirus de murciélagos, y algunos científicos han dicho que podría haber estado dirigiendo los llamados experimentos de “ganancia de función” con los que los científicos aumentan la fuerza de un virus para estudiar mejor sus efectos en los huéspedes.

Según The New York Times, en 2017 Shi y sus colegas del laboratorio de Wuhan publicaron un informe sobre un experimento “en el que crearon nuevos coronavirus de murciélago híbridos mezclando y combinando partes de varios existentes -incluyendo al menos uno que era casi transmisible a los humanos- para estudiar su capacidad de infectar y replicarse en células humanas”.

No obstante, en un correo electrónico que acompaña al artículo, Shi asegura que sus experimentos difieren de los de ganancia de función, ya que no buscaban hacer un virus más peligroso. En su lugar, intentaban comprender cómo el virus podría saltar entre especies. “Mi laboratorio nunca ha llevado a cabo ni ha cooperado en la realización de experimentos de ganancia de función que aumenten la virulencia de los virus”, afirma.

Fuente: elmundo.es

Total Page Visits: 31 - Today Page Visits: 1
Continue Reading
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.