Connect with us

Espectaculos

Quemil Yambay se despide de los escenarios

En Ypacaraí, la ciudad donde sus padres Yayil Yambay y Marina de la Paz Rodríguez se conocieron, el cantautor paraguayo ofrece esta noche su último sapukái, acompañado de grandes artistas locales.
Rocío Cáceres
Tras 58 años de carrera, destacadas composiciones, numerosos discos, casi 200 condecoraciones y un sinfín de satisfacciones, el músico del pueblo, Quemil Yambay (79), se despide de los escenarios, con el espectáculo denominado El último sapukái, previsto para hoy, desde las 18.30.

El evento es en el estadio Bicentenario de Ypacaraí, ciudad donde los padres de Quemil se conocieron. “Avyaiterei upéare” (estoy muy contento por eso), dice el músico a ÚH. “Gracias a Dios, añeñandu porã, che resay a mis 79 años cumplidos; aputu’ûséma (me siento bien, estoy sano a mis 79 años, ya quiero descansar)”.

Con su buen humor característico, Quemil agrega: “Upéi apytáta ko’arupi, aha’arõ la che visitasea-pe” (luego me quedaré aquí, a esperar a quienes me quieran visitar). Las entradas se venden en Ticketea y Maxicambios, desde G. 30.000. Quienes adquirieron sus boletos para el 7 de octubre, fecha inicial del show, pueden ingresar sin inconvenientes.

grilla. Para el concierto suben al escenario numerosos artistas para brindar su homenaje al gran cantautor, entre ellos, la Jazz Band de la Policía Nacional, Quiroga Ferreira, Los Soles de Carapeguá, y Los Alfonso, mientras que Jagua ha Pirãi pone la nota de humor en la noche. También estarán el grupo Generación, Mirian y Eduardo, Roscer Díaz y su grupo, Onda Bohemia, Tierra Adentro, y otros.

A las 22.20, Quemil ingresará a escena acompañando a la Bandita Santa Rosa, para fusionarse luego con ex integrantes y miembros actuales de su grupo Los Alfonsinos, que le acompañó por tantos años. También compartirá escena con Noemí Oviedo, Juan Cancio Barreto y otros. Además, en la noche repleta de emociones, homenajearán a Yambay La Retrocumbia, liderada por su hijo Ulises; y otro de sus retoños, Chayanne, que seguirá los pasos de su padre con Los Alfonsinos. “Me siento muy feliz porque mis hijos siguieron mis pasos”, comenta, al tiempo de invitar a sus seguidores al concierto: “Heta javyata (Vamos a alegrarnos mucho)”, asegura.

propuesta. Los seguidores de Quemil escucharán sus clásicos, entre ellos, Mõkoi guyra’i, Lidia Mariana, Lorito óga, Función hápe, Rohayhugui Ñequita, Ajupita de presidente, A mi pueblito y una canción muy especial que creó recientemente, luego de despertar de un sueño muy real e inspirador. “Ñandejára oñe’e ko chéve amo yvate. He’i chéve, ‘ejúmana che rendápe. Emiliano ko oi ko’ape. Hendie pe purahéi’. Ha che ha’e chupe ndahaséi, pero mba’e piko ajapóta, oikoa mante oikóta, si ahátama ndajuvei'” (Dios me hablaba allá arriba y me dijo vení ya junto a mí, Emiliano está aquí, con él canten; y yo le dije ‘no me quiero ir pero qué voy a hacer, lo que va pasar que pase, si me voy ya no voy a volver’), dice el músico, declarado Tesoro viviente de la Humanidad por la Unesco.

Don Quemil es admirado también por las imitaciones de los cantos de aves, algo que lo hace de manera magistral desde los 6 años, cuando en su Alfonso Tranquera natal, en Cordillera, trabajaba en la capuera con su familia.

Inicios. En casi 6 décadas de trabajo, don Yambay vivió muchas experiencias, pero sin dudas las que más le marcaron fueron las de sus inicios, como cuando con 21 años, su guitarra a cuestas y teniendo como compañeros a Francisco y Marco Yglesia, se lanzó a la aventura de conquistar escenarios. “En 1959 me fui con dos chicos hacia Alto Paraná. En aquel entonces el Puente de la Amistad se estaba construyendo y me invitaron a subir sobre el puente y me puse a cantar con ellos”, recuerda Quemil. Los hermanos Yglesia, niños entonces, han venido para acompañar a Yambay en su último sapukai. Sin embargo, por compromisos asumidos Francisco tuvo que regresar a Inglaterra, donde reside. En tanto, Marco, que vivió 20 años en EEUU, sí acompañará a su amigo en la especial celebración.

Rasgos de su historia
Quemil Yambay nació el 10 de marzo de 1938 en Alfonso Tranquera (Cordillera). Se inició desde niño cantando en fiestas familiares. En 1960 formó un dúo con Pablo Barrios y en 1961 fundó el conjunto Los Alfonsinos. Con el tiempo se destacó además como imitador, llegando a reproducir los sonidos de hasta 100 animales diferentes. Con Los Alfonsinos, Yambay llegó a grabar más de 30 discos, y recibió numerosas condecoraciones, como la entregada por el papa Juan Pablo II y la Orden al Mérito en el Grado de Gran Cruz. En la foto vemos a Quemil (centro) en sus inicios. Los pequeños, son los hermanos Yglesia.

 

 

 

 

FUENTE ULTIMA HORA

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1
Continue Reading
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.