Connect with us

Genero

Guada Acosta y su consejo a los padres

Los tiempos cambian, las ideas revolucionarias también, los hábitos antiguos tienen otra visión, así como los consejos no son bien recibidos por todos. Ya que al no ser bien comprendidos las premisas en las que se dan, se malinterpretan y terminan convirtiendo en un villano o una villana a la persona que intentó cuidar del otro con una recomendación sana.

Esto fue lo que pasó con Guadalupe Acosta, cuando intentó hacer comprender a los padres que no fuercen a sus hijos e hijas a tener cuerpos perfectos. La nueva comunicadora (ver nota) lamentablemente no fue completamente comprendida, por lo que muchas madres enfurecidas comenzaron a reclamarle por sus declaraciones.

Guadalupe decidió explicar su postura por medio de otra plataforma, aclarando que ella no es madre, manifestó que con el “consejo” que dio a los padres, no era una intención de fomentar obesidades mórbidas, no trastornos alimenticios de cualquier índole, sino que el acompañamiento continuo que necesitan los niños y adolescentes en los tiempos de cambio.

“Decirles que, bajen de peso porque no van a conseguir pareja, que vayan al gimnasio y hagan algo porque están flacidxs o bien, que otra vez faltaron a entrenar y seguro van a degenerar el gimnasio. Pagás al pedo a la nutricionista porque ni haces bien tu dieta o estás demasiado flacx ya, es feo, todos van a pensar que no te damos de comer”, reza parte del comunicado de la periodista.

Guada refiere que, lo que intenta hacer es que los padres puedan dejar a sus hijos quererse tal y como son, no forzarlos a estar sujetos a estereotipos de belleza o de cuerpos perfectos para que aprendan a quererse, ya que más allá de todo eso está la salud integral del niño y adolescente que contempla la salud física, emocional y psicológica de los mismos.

Si bien, la comunicadora no intenta entrometerse en la vida de crianza de ninguna familia, solicita a los padres que sepan acompañar a sus hijos, ya que todos son distintos, que diferentes anatomías, pero muchos son propensos a caer en la culpa de no encajar en una sociedad que exige más de lo que podemos dar y es entonces, donde aparecen los trastornos alimenticios que pueden llegar a lastimar gravemente al desarrollo emocional, psicológico, así como físicos de los niños y adolescentes.

Fuente: epa.com.py

Total Page Visits: 21 - Today Page Visits: 1
Continue Reading
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.