Connect with us

Coronavirus

Guillermo Sequera advirtió que no se debe cantar victoria ni relajarse por los descensos de contagiados

Los números de contagios presentan un leve, pero marcado descenso general; sin embargo, el país continúa en alerta roja y las autoridades sanitarias piden no caer en relajamiento.

Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud, presentó este jueves el resumen epidemiológico de la semana en el que Paraguay sigue estando en el primer lugar de nuevos fallecidos por millón de habitantes en todo el mundo, pero la curva de casos de Covid-19 va descendiendo de forma marcada.

Sequera apuntó que a un mes de llegar al punto más alto de contagios se tiene un «descenso abrupto» en la cantidad de casos, equivalente a los primeros días del mes de abril. «Esperamos que este descenso no pare, que no se estanque y que no vuelva a subir», expresó en conferencia de prensa.

Advirtió que este descenso no debe generar una sensación de victoria y de relajo. «Es muy importante entender que esto es muy volátil, puede volver a subir», mencionó.

Sobre la disminución en Central y capital, señaló que desde hace cuatro semanas se da un descenso importante. Sin embargo, dijo que entre el Departamento Central y Asunción se tiene el 60% de los casos a nivel nacional y siguen siendo el epicentro de la pandemia en el país.

Otras regiones con descenso
El epidemiólogo sostuvo que las otras regiones del país también presentan un leve descenso. Al respecto, citó a Caaguazú, Alto Paraná, Guairá y Caazapá. Solo el Departamento de Amambay tuvo un repunte de casos.

«En Itapúa vemos después de muchísimo tiempo un descenso abrupto de casi el 50%. Esperamos las tres semanas para hablar de un descenso real. Itapúa fue uno de los más golpeados y esta es la primera semana con descenso marcado, al igual que Paraguarí, Misiones y Ñeembucú. También San Pedro y Canindeyú», resaltó.

En el Chaco, se refirió a que se están dando señales de descenso tanto en Presidente Hayes, Alto Paraguay y Boquerón con números estables.

Sequera comentó que los casos se dan en lugares despoblados, lo que hace que disminuyan los contagios, pero que sea más duro el tratamiento, ya que el acceso al sistema sanitario es más difícil y la campaña de vacunación se da con lentitud. «En esos distritos pequeños la epidemia está creciendo», alegó.

Seguimos en la cúspide
La tasa de incidencia de los últimos 14 días muestra que en 247 de los 259 distritos se tuvo algún caso de coronavirus. De 259 distritos en 92 están en nivel cuatro. «Tenemos cada vez menos distritos con nivel cuatro, pero este sigue siendo el máximo, el nivel tres también es un nivel de circulación muy importante. Estamos como país teñido de rojo, en situación de alerta», indicó.

Asimismo, detalló que seis departamentos siguen teniendo más de la mitad o todo el departamento en rojo, en alarma.

Agregó que otro número alentador son las llamadas al 154, para el registro para la toma del test, las cuales, dijo, se redujeron de 4.500 a 5.000, a 2.500, a 3.500 llamadas. También se da una disminución en las llamadas del SEME para el traslado de pacientes de internación a sala de Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En cuanto a los hospitalizados, manifestó que de tener 600 internados el número llegó a 4.000 pacientes por Covid-19 y actualmente se da un descenso de 3.000 internados.

«Estamos con 3.000 internados. Es muy alto todavía. No quiero que este ambiente sea demasiado positivo. Estamos todavía en la cúspide de esta montaña, así que a no tener tanto aire de triunfo», alertó.

Mortalidad en personal de blanco
Sequera también habló sobre la mortalidad en la población más expuesta al Covid-19. En ese sentido, expuso que de los más de 80 trabajadores de blanco fallecidos, 19 de ellos fueron durante el intervalo de la primera y la segunda dosis de vacunas y los fallecidos con dos dosis fueron solos tres personas, las cuales –mencionó– se dieron porque se acababan de vacunar.

«Dieron Covid positivo al cabo de vacunarse. Fallecen, es cierto, a un mes de la segunda vacunación, pero la incubación del periodo al que dieron positivo es 24 a 48 horas después de vacunarse. Hay personal de blanco que sigue falleciendo, es cierto, cada vez menos. Nuestra curva de fallecidos sigue subiendo, pero ya no hay personal de blanco y los que están falleciendo son personas no vacunadas», alentó.

Sobre los fallecidos por Covid menores de 50 años, afirmó que del total un 50% padecían problemas cardiovasculares. La obesidad está en segundo lugar y en tercer puesto la diabetes. En cuarto lugar, otros tipos de patologías.

Fuente: ultimahora.com

Total Page Visits: 103 - Today Page Visits: 1
Continue Reading
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.